viernes, 1 de abril de 2016

El blues del destino


(Compuesto el 15 de abril de 2006)

Escribí este blues basado en el estilo de Buddy Guy y a manera de homenaje a Robert Johnson. Se trata de un blues lento y acompasado que llora al amor perdido y se refiera a elementos clásicos del género, como el whisky y la magia. La grabación de Los Pechos Privilegiados que aquí escuchamos data de 2008 y la hicimos en las sesiones con José Luis Domínguez en el estudio de la escuela de música DIM, en Coyoacán. La alineación es con la extraordinaria guitarra de Mauricio "El Mao" Mayén, el bajo fino y sutil de Rafael Herrera, la efectiva batería de Demetrio "Demex" García y en la parte final las bellas voces de Leyla Rangel y Giuliana Vega. Yo llevo la primera voz y la segunda guitarra. Cuando la tocábamos en el Ruta 61 (era parte indispensable de nuestro repertorio), solía acompañarnos María Emilia Martínez con la flauta y le daba un toque extraordinario. Lamentablemente, no contamos con ella en la grabación de estudio, aunque sí hay un video en concierto en el que se le puede ver y que incluyo también en este post.

_____________________________________________________________

EL BLUES DEL DESTINO

Hay una mujer en mi destino.
Es una mujer que me hechizó.
Hay una mujer en mi destino.
Es una mujer que me embrujó.
Me envolvió con sus mágicos encantos
y luego, sin rubores, me abandonó.

Alguien le preguntó a Robert Johnson:
“Oye, Robert, dime qué es el blues”.
Robert Johnson dio un trago a su whiskey
y sin una duda le respondió:
“El blues no es más que un hombre bueno
que llora al recordar a la que lo dejó”.

Una maga me leyó las cartas.
Me dijo que mi alma gemela eres tú.
Una maga me leyó las cartas.
Me dijo que mi alma gemela eres tú.
Oye, mi niña, canta conmigo este blues.